¿Cómo desarrollar la iniciativa en los hijos?

Hoy hablaremos sobre como fomentar la iniciativa en los hijos. Comencemos con la pregunta de hoy. ¿Cómo enseñarle a los hijos a tener iniciativa de colaborar en casa? Iniciativa se refiere a la capacidad de actuar o hacer algo sin la necesidad de recibir una orden. Y siempre que deseemos desarrollar una capacidad o habilidades en los hijos, debemos tener en cuenta 3 aspectos: Firmeza, Reforzamiento y Afecto.

Si nos falta algún elemento de este triángulo, es difícil que se logren desarrollar capacidades como la iniciativa. Esperar que un niño tenga iniciativa propia, es una expectativa muy poco realista. Claro que podemos guiarlo para que la desarrolle, pero puede tardar muchos años para que una persona empiece a presentar una capacidad y un valor tan avanzado como lo es la iniciativa.

 

Hay que ser realistas, la madurez tarda años, décadas en desarrollarse, y no podemos esperar que un niño tenga actitudes maduras. Solo podemos fomentarlas, y cuando haya alcanzado el nivel de madurez necesario empezará a presentarlas, y si eso sucede cuando aún es niño, que bueno, significa que maduró con rapidez, si tarda mucho en desarrollarla, está bien pues debemos respetar su ritmo.

La importancia de los hábitos

Caminar hace camino, es decir todo lo que los hijos hacen repetidamente con el tiempo se convierte en hábito. Si tus hijos están acostumbrados a que le digas dos o tres veces que hagan las cosas, se habitúan a no hacer nada hasta que se les ordene, por lo que si esto es lo que promovemos en casa, hay que olvidarnos por completo de tener hijos con iniciativa.

Si en el reglamento del hogar hay una regla que dice «a las 12 del día la cama debe estar tendida, de no ser así se rebajará 15% de la mesada y se pondrá al responsable a tenderla en el acto», motiva a los hijos a que actúen antes que se les ordene. Tal vez sea solamente, porque si no lo hacen van a perder parte de su mesada y de todas formas lo van a terminar haciendo. Pero eso no importa, si acostumbras a tus hijos a acatar las reglas.

Con el tiempo las seguirán por convicción y no por imposición, siempre y cuando no descuides el aspecto afectivo y el reforzamiento. Seamos honestos, cualquiera quisiera tener hijos con iniciativa, simplemente porque eso facilitaría el trabajo de educarlos. Ser firme es bastante desgastante, lo entiendo, pero la iniciativa es un nivel avanzado y la firmeza es el nivel básico.

como-desarrollar-la-iniciaativa-en-los-niños

No te lo puedes saltar, pues es como querer construir un rascacielos sin cimientos, y esto es uno de las muchas falsas expectativas que tienen los padres, es decir ¿Cómo quieres que tu hijo haga las cosas por voluntad propia? Si ni siquiera sabe hacerlas por respeto a la autoridad, es simplemente ilógico. Es sumamente importante reconocer los avances de los hijos. Si cuando tu hijo hace algo bien tu no le dices nada, pero cuando se le olvida hacer algo le caes a gritos señalando todo lo negativo que tiene. ¿Qué crees que estás reforzando?

 

Cuando el niño haga algo por su propia cuenta, hay que reconocérselo, hay que señalarle lo bien que está que haga eso y con el tiempo se acostumbrará a recibir la atención positiva. Si limpias tu cuarto te llevo al cine, esto no se hace. Y cuando hablo de reforzar no me refiero a eso, pues si actúas así, los niños se vuelven convenencieros. El reforzamiento debe ser social, es decir palabras de aprobación, incluso abrazos o besos, pero no debe ser nada extraordinario, pues recuerda que es algo que debemos realizar con frecuencia, no siempre pero si un 60% de las veces, para que los hijos aprendan que no siempre se va a reconocer explicitamente su trabajo, pero que eso no significa que no se aprecie.

Sentirse apreciados

Si pones a la persona con mayor iniciativa, en un ambiente donde no la aprecien, la traten mal o la ignoren, ¿sabes que va a pasar? Su iniciativa se va a ir a cero. Como ya le he dicho a muchas personas, no importa que tanto trabajes en la disciplina o en los reforzamientos o en lo que sea, si el aspecto afectivo de tus hijos está dañado, ya sea porque no lo has reforzado, o porque han pasado cosas o has hecho cosas que generen emociones negativas en ellos.

Olvídate, nada de lo que hagas va a funcionar y si tienes una relación amorosa con tus hijos es mucho más fácil que se desarrolle la iniciativa, pues ese motor llamado afecto va a mover al niño a que haga cosas que hagan felices a aquellos a quienes ama. Y que evite cosas que los afecte, pues así funciona el verdadero amor, por lo menos cuando ha madurado.

 

De cualquier forma, el afecto es un aspecto fundamental para desarrollar cualquier capacidad o valor en los hijos. «Pero es que yo le doy mucho amor a mi hijo todo el tiempo le digo que lo quiero y lo abrazo». No, eso no es demostrar amor». El amor se construye pasando tiempo juntos, divirtiéndose, escuchándolos, aceptándolos, permitiéndoles expresar lo que sienten, reconociendo sus logros y aprendiendo de ellos.

Pero si tú le dices a tu hijo que lo quieres mucho, pero no haces nada de esto, o peor aún, haces todo lo contrario, lo único que harás será debilitar aún más tus lazos de afecto. Espero que este caso te haya resultado de utilidad e interés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies