La llamamos la sala de movimiento, y de repente crees que no hay nadie y parecen dos de debajo de un colchón. Esa habitación la verdad es que es la que más La que menos cosas tiene y la que más movimiento recibe. Si necesita mover el cuerpo encuentra su lugar, si necesita una actividad más tranquila, plástica también encuentra su lugar. Y luego hay una cocina muy grande donde hacemos talleres de cocina, aprendemos recetas, experimentamos y así. Por definición cuando dos personas están juntas y conviven juntas hay conflicto. Permitir a niños que estén jugando hora y media juego libre ininterrumpidamente es el mejor caldo de cultivo para los conflictos y para su resolución. Las adivinanzas también ayudan a superar esos conflictos.

Educar a un niño conflictivo

El nivel de conflictividad, de pelea -como decías en tu pregunta- es extremadamente bajo. Lo que está claro a lo mejor es que no hay una manera concreta de resolver un conflicto, no hay una receta para resolver conflictos. Esa sencillez ya da mucho menos competitividad, ya promueve menos al conflicto. Sabemos que hay espacios más conflictivos y espacios menos conflictivos. Para nosotros el conflicto es prioridad, las relaciones humanas son prioridad porque nadie puede desarrollarse a sí mismo si tiene que estar a la defensiva. Por eso es que los acertijos ayudan a liberarse de toda esa presión y conflictividad.

adivinanzas-y-acertijos-para-ninosO sea, siempre nos estamos moviendo entre un espacio de seguridad porque el espacio creado por el adulto es un espacio de seguridad y el permitir la máxima autonomía. Y nosotros definimos este lugar como un lugar donde tenemos que aprender a saber hasta dónde nos podemos expresar y porque los demás también tienen su necesidad de espacio de expresión y nos vamos a rozar. La primera idea es que el conflicto lo pueden resolver ellos, en principio deben resolverlo ellos, y las adivinazas siempre serán un recurso muy positivo para ello. A veces es peor intervenir y el conflicto se resuelve peor si interviene un adulto o dos adultos que entre ellos.

Es importante saber cómo educar a un niño si hay un momento físico de empujones, en ese caso metes las manos por medio sin decir nada y te esperas a ver si son capaces de intentar hablar, no permitir que la agresión siga. Se dé, digamos que suba el nivel de agresión, ni verbalmente ni físicamente.

Uno puede decir todo aquello que siente sobre la otra persona o sobre lo que sintió con lo que la otra persona hizo. Intentas no meterte y sobre no dar tu opinión sin tomar partido por uno de los dos, sino intentando que siempre sea algo lo más objetivo posible. Y a lo mejor sabes si esa persona ese día viene más revuelta, algunos pues han vivido situaciones muy difíciles, otros no, unos piensan de una manera, otros piensan de otra, y los acertijos en grupo ayudan a mejorar su relación.

adivinanzas-dificiles-con-respuesta

Educar a un niño sin juzgarlo

Partimos de la base que en todo caso todos son víctimas de sus propias emociones. Para saber educar un niño hay que aprender a comprenderlos sin juzgarlos, mediar en los conflictos para que todo el mundo tenga la oportunidad de escuchar el punto de vista del otro y en ocasiones se llegue a acuerdos y en ocasiones pues se constate que hay diferencias. Y luego es muy bonito también ver qué normas surgen a partir de ahí y aparte después reflexionar sobre si como hemos actuado es como deberíamos haber hecho. Si podríamos haber hecho alguna otra cosa que hubiera sido más justa para todos o que hubiera llevado a otra solución.

Es que es una maravilla lo que se puede llegar a crear y a solucionar y de qué forma con la ayuda de los juegos de adivinanzas.

Sin duda, la capacidad para mirarse dentro tiene que ver con cuáles han sido tus experiencias emocionales, sobre todo en la primera infancia. Es donde más responsabilidad hay porque ahí es donde se crean las bases de la persona. Para nosotros Wayra no es el espacio donde ellas se educan, no me gusta llamarlo espacio educativo porque creo que es solamente un elemento más de su desarrollo porque la educación es eso.

Si te preguntas cómo educar a un niño, debes tener paciencia y jugar con ellos a juegos de acertijos y adivinanzas. Lo que recibimos son muy pocas iniciativas para aprender a leer digamos, como un taller formal, para leer, para escribir o para sumar o para la aritmética básica. Tanto el tema de la lectura de lectoescritura como el tema de los números se da de una manera espontánea. Lo importante no es leer y escribir, lo importante es comunicarse, la lectura y la escritura son aprendizajes instrumentales para lograr un fin que es la comunicación y los niños y los jóvenes están deseosos de comunicarse. Cuando el niño está en ese periodo, el del lenguaje es muy fácil de ver porque los niños ven una letra y siempre están “¿Mama, qué poner aquí?” Si un niño está escribiendo así es que no está preparado para escribir todavía porque vemos que toda la atención está puesta en controlar este cuerpo totalmente descontrolado, y recuerda siempre que los acertijos y rompecabezas pueden ser de gran ayuda.