El Malestar físico por Causas Emocionales y Psicológicas

Aunque a veces los veamos como dos cosas totalmente separadas, la verdad es que lo físico y lo psicológico están íntimamente relacionados, tan solo hace falta darnos cuenta de las sensasiones físicas que nos puede generar una emoción. Así como de los estados emocionales que nos puede traer una actividad física, pero eso va mucho más allá, pues para tener una mente sana necesitamos un cuerpo sano, así como para tener un cuerpo sano necesitamos una mente sana.

En ocasiones los malestares que presentan los niños tienen una razón más psicológica que física, y si no nos damos cuenta de ello, es muy difícil resolverlos de verdad, y en esté artículo aprenderás sobre algunas de las problemáticas filológicas que suelen tener una raíz psicológica.

Qué son los problemas psico-emocionales

Cuando hablamos de problemas psico-somáticos es decir problemas físicos con causas psicológicas, cualquiera diría que son causadas por el estrés que vive la persona, sin embargo, ¿por qué no afecta a todos igual y por qué en algunas personas ese estrés les causa problemas en la piel y a otros estomacales?. Solo por poner un par de ejemplos, la verdad es más compleja que simple estrés, todos vivimos situaciones emocionales difíciles, y el ser humano tiene 3 formas de expresar lo que le pasa, de forma mental.

como-reducir-la-preocupacionEs decir a través del lenguaje, aunque sea solo en nuestro pensamiento, de forma conductual, y de forma física, los niños y jóvenes tienen la característica de que sus capacidades mentales aún no se desarrollan por completo o no tienen la experiencia y el auto-conocimiento para utilizarlas, es por eso que necesitan recurrir a expresar sus malestares ya sea con su conducta. Por ejemplo portándose mal, aunque de eso ya he hablado mucho, de lo que no he hablado es de cuando los expresan con su cuerpo.

Pues pueden generar dolencias físicas, o incluso enfermedades como una forma de expresar que algo anda mal. Lo interesante es que en muchas de las ocasiones, el problema físico que desarrollen nos da un mensaje y pistas de lo que anda mal, y por lo tanto de como resolverlo, a continuación te compartiré algunos de los problemas más comunes y su significado psicológico, aunque cabe aclarar que siempre es mejor prevenir que curar.

La educación emocional.

Siempre debemos primero descartar una explicación física, aunque lo más común es que se encuentren las dos. El sistema digestivo es el que nos sirve para procesar y asimilar lo que consumimos, por lo cual problemas como cólicos, estreñimiento o dolor estomacal de cualquier tipo, suelen ser un mensaje de nuestro cuerpo que nos indica que estamos teniendo problemas para procesar y asimilar lo que nos rodea. Es por eso no que no es raro que los niños victimas de bullying, que tienen dificultad para adaptarse a la escuela y que están viviendo el divorcio de sus padres empiecen a presentar este tipo de problemas gastro-intestinales.

Lo que podemos hacer en estos casos, para empezar es enseñarles a que manifiesten su malestar de otras formas ya sea que nos platiquen lo que sienten, lo que les molesta o lo que piensan, y nosotros simplemente limitarnos a escuchar, pero también lo pueden hacer a través de dibujos o cualquier actividad artística.

 

Por otra parte es indispensable darles herramientas para afrontar esa situación con la que tienen dificultad, como enseñar a los hijos a defenderse, o en casos como en un divorcio donde realmente es solo cuestión de adaptación, debemos acompañarlos en el proceso de duelo. La piel es nuestro contacto con el mundo, por lo que cuando tenemos problemas en ella, el mensaje que nos da nuestro cuerpo es que tenemos problemas en la relación con los demás. Algo que pasa con mucha frecuencia pero que pocos le prestan atención es la aparición de sarpullido o granos en la piel de los niños, cuando no se debe a cuestiones físicas, muchos simplemente lo dejan en que es por nervios, cosa que me parece muy simplona.

 

 

En la mayoría de estos casos realmente es un mensaje que nos dice que el niño necesita más atención y cariño por parte de sus padres, es por eso que cualquier ungüento o pomada suele ayudar bastante, pues es probable que lo realmente curativo sea el contacto que tenemos al untarlo sobre el niño, más que el ungüento como tal. La piel de la cara tiene una conotación más concreta y los problemas en ella suelen ser un reflejo de la preocupación que tenemos por lo que los demás opinen de nosotros, y es indispensable trabajar en la autoestima para fortalecer a los hijos.

Cuando nos equivocamos o hacemos las cosas mal ¿cuál es el ademán más común? así es, llevarnos las manos a la cabeza o golpearnos en la cabeza, lo mismo cuando es otro el que se equivoca. Es por eso que en muchos casos los dolores de cabeza constantes suelen ser una especie de autocastigo, muchas veces por considerarnos ineptos, o no lo suficientemente buenos, especialmente cuando el dolor es en la parte superior de la cabeza.

 

Tomar conciencia

Es como si nos golpeáramos en la cabeza, en este caso como en todos los demás también es bueno enseñar a los hijos a que expresen su malestar de forma consciente, aunque sin duda es indispensable trabajar de forma constante en la autoestima. La alimentación es una de nuestras necesidades básicas, y representa nuestra aceptación y necesidad experiencias, es por eso que cuando una persona vive algo que rechaza de forma tajante, no es raro que su apetito disminuya considerablemente. La diferencia con los problemas gastrointestinales mencionados previamente, es que en estos últimos la persona se rehúsa a adaptarse a lo que está viviendo.

Es como si su cuerpo se rehusara a digerir la comida, mientras que en los problemas alimenticios la personas se rehúsa a siquiera aceptar lo que le está pasando, como si se rehusara a si quiera tragar la comida, por eso trastornos como la anorexia no son raros en personas victimas de abuso sexual. Aunque debo aclarar que en los niños pequeños al rededor de los 2 o 3 años, es totalmente normal que coman mucho menos y que rechacen ciertas comidas.

 

 

Trata de saciar esa necesidad de atención, de convivencia y de cariño con la comida, aunque también hay quienes consideran la obesidad como una forma de protegerse, aunque es posible que ambas explicaciones se encuentren al mismo tiempo, pues ignorara la necesidad afectiva de los niños es una forma de atacarlos, Hay quienes se cansan de esperar atención y cuidado y prefieren meterse en un caparazón que en este caso es la obesidad.

En ambos casos trabajar y mejorar la relación con los hijos es indispensable, especialmente en la obesidad, mientras que en algunos casos de anorexia, también es muy necesario acompañar a los hijos en el proceso de sanación, si es que vivieron o están viviendo algo que bastante doloroso. Uno de los recursos de defensa más primitivos que tenemos los seres humanos es la autoparalisis, y lo compartimos con muchos otros animales. Por ejemplo algunos insectos se paralizan para hacerse pasar por muertos cuando están en una situación de mucho peligro, los seres humanos hemos desarrollado otras habilidades e instintos mucho más evolucionados, pero cuando a lo que nos enfrentamos nos reveza por mucho. Es perfectamente posible tener síntomas físicos por causas emocionales.

 

En conclusión

Seguimos recurriendo a esa arcaica reacción, y cuando los seres humanos experimentamos algún evento estremadamente difícil, o vivimos en un ambiente excesivamente nocivo, hay veces donde parte de nuestro cuerpo puede llegar a paralizarse. Estos casos son mucho más raros que los mencionados anteriormente y suelen desatarse solo por cuestiones muy extraordinarias, aún así es importante conocer de su existencia, pues más vale conocerlo y nunca necesitarlo que necesitarlo y no conocerlo.

Mientras que hay niños que expresan su malestar con su mala conducta, hay niños lo hacen a través de su cuerpo, especialmente aquellos sumamente sensibles, por lo cual, no porque tengan malestares emocionales, debemos descartar la necesidad de hacer cambios en la dinámica familiar y apoyar emocionalmente a los hijos, especialmente si identificamos que hay mucho que mejorar en esas áreas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies