Por qué un hijo no obedece

Para comprender por qué a veces la disciplina no funciona, necesitamos saber que la conducta también es un forma de comunicación, en muchos casos cuando un niño se porta mal nos está comunicando que no tiene la voluntad y la experiencia para controlar sus impulsos. Es por eso que con disciplina lo podemos ayudar, sin embargo cuando la disciplina no funciona y además empeora la conducta, es por que en realidad el mensaje que el niño quiere mandar es algo así como lo siguiente. El mensaje es: “emocionalmente estoy mal y portarme así es la única forma de sacar lo que siento y si yo me siento mal lo más justo es hacer que los demás se sientan tan mal como yo” en otras palabras, la disciplina no funcionará en un niño que tiene problemas afectivos.

Hay más factores que nos ayudarán a identificar si la mala conducta se debe a malestar emocional, por ejemplo una gran agresividad, llorar con frecuencia, así como no demostrar arrepentimiento después de pagar las consecuencias de sus actos. Debo aclarar que algunas de estas conductas son normales en niños pequeños, pues como apenas están aprendiendo a controlar sus impulsos se espera que tengan reacciones altamente emocionales como estas. Sin embargo esto es normal, aunque si después de los 4 o 5 años se siguen presentando, entonces si hay mayor probabilidad de que sean signos de malestar afectivo.

 

Otras alertas más significativas pueden ser realizar dibujos grotescos o sangrientos, buscar hacer daño real a otras personas así como retraerse y aislarse. En ocasiones pareciera que las personas piensan que el aspecto psicológico de los niños y de las personas en general funciona de forma mágica, pues por una parte creen que las malas conductas solo aparecen porque si. Esperan que el psicólogo utilice su magia para hacerlas desaparecer, pero no es así, al igual que en el mundo físico, si hay una conducta o un problema es por que algo lo está manteniendo, y para resolver estos problemas el primer paso es identificar que causas emocionales provocan el mal comportamiento del niño.

 

por-que-un-hijo-no-obedece

 

Los cambios generan caos en cualquier persona, y en los niños aún más, así que si observas que la mala conducta empezó o aumento después de algún cambio grande por ejemplo, cambiar de escuela, mudarse a una nueva casa, la muerte de alguien cercano, la separación de los padres, la llegada de un integrante a la familia. En fin, si el mal comportamiento coincide con algo así, lo más probable es que el niño tenga problemas para adaptarse, por lo tanto es en eso en lo que tenemos que trabajar. Hay personas que creen que disciplinar es lo mismo que violentar, por lo que utilizan agresiones físicas o psicológicas con la intensión de educar a sus hijos.

 

Sin embargo ser una figura de autoridad y ser una figura violenta son dos cosas tan diferentes que casi son opuestas, en estos casos los padres pueden generar o niños enfermizamente sumisos, o niños sumamente rebeldes. A veces el problema se debe que se ha maltratado a los niños y ellos han generado resentimiento hacia sus padres, en ese caso no solo debemos cambiar la dinámica familiar; sino que también debemos identificar que es lo que lleva a los padres a comportarse así. Recuerda que los hijos no son los únicos que se portan mal, y lo padres también pueden cargar con malestar emocional.

La mala relación entre los padres y las peleas constantes son algo emocionalmente devastador para los hijos y la causa de muchas malas conductas, pero ese es un tema muy importante. Una vez identificada la causa del malestar emocional que a su vez es la causa de la mala conducta, necesitamos hacer un plan, como ya lo mencioné esto no es una cuestión de magia, y solo con paciencia y constancia podremos generar un cambio. Cuando necesitamos hacer un cambio grande en nuestras vidas siempre es mejor hacerlo poco a poco y por escalones en lugar de querer generarlo de la noche a la mañana, pero ¿Por donde empezar está transformación?

Puedes leer la segunda parte del artículo aquí.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies